Contrata aquí +56 2 2938 1880+569 6896 7231

Agua potable y alcantarillado: Una responsabilidad compartida

Equipo ComunidadFeliz
23/9/2020

Agua potable y alcantarillado: Una responsabilidad compartida

Es importante reconocer que el agua potable y alcantarillado son una responsabilidad compartida. Por su parte, los edificios y conjuntos habitacionales acogidos a la ley de copropiedad inmobiliaria, cuentan con un medidor general instalado en la línea oficial de la entrada del inmueble y deberán contar obligatoriamente con remarcadores para cada departamento o inmueble con la finalidad de realizar la medición del consumo personal y de los espacios comunes.

  • Medidor general: Registra el consumo total de los inmuebles + el consumo de las áreas comunes.
  • Remarcadores: Registra el consumo de cada Inmueble.

El conjunto de conducción e instalaciones diseñadas para transportar el agua potable a los hogares es responsabilidad de la empresa sanitaria hasta las llaves de paso del medidor general. Si existe una filtración inmediatamente después de estas llaves la responsabilidad recae exclusivamente en el cliente, quien debe reparar esta fuga. 

Lo anterior llevado a condominios de casas es necesario tomarlo en cuenta, debido a que el medidor general, habitualmente está ubicado en la entrada del condominio, si éste llegara a romperse dentro un arranque (tramo de la red pública de distribución comprendido entre la matriz o cañería de distribución hasta la llave de paso colocada después del medidor) será responsabilidad del condominio realizar las gestiones de reparación.

Por su parte, el SISS indica que: “La empresa sanitaria tiene la obligación de mantener y reparar las redes públicas de agua potable y el arranque domiciliario hasta la llave de paso colocada después del medidor, Inclusive

Lo anterior llevado a condominio y edificios hace referencia hasta el medidor general del condominio, siendo exclusivamente responsabilidad de la empresa distribuidora realizar las reparaciones. 

Daños y mantenciones

Además, es importante recalcar que, si estando en proceso de reparación llegara a dañarse parte del inmueble, la empresa debe responder por todos los daños realizados al ejecutar la reparación. 

En cuanto a los medidores y remarcadores, la empresa distribuidora es responsable de su mantención y buen funcionamiento. En caso de que el instrumento de medición sufra algún daño no atribuible a terceros o haya cumplido su vida útil, la empresa es la responsable de realizar el cambio (sin costo para el cliente) para la medición correcta del consumo. El Cliente es responsable de la custodia del medidor debiendo asumir el costo en caso de robo, daño u intervención de terceros

La ley n° 18119 artículo 3° menciona lo siguiente para las personas que alteren los medidores de agua potable: “El que alterare o impidiere en un medidor de agua potable la correcta medición del consumo, sufrirá la pena de prisión en sus grados mínimo a medio o multa de hasta tres ingresos mínimos mensuales.”

Por último, pueden existir fugas internas no visibles dentro de la propiedad que son bastante difícil de identificar e influyen directamente en el valor de la boleta, como también si uno posee dudas sobre el correcto funcionamiento del aparato de medición, puede solicitar una inspección del medidor a la empresa sanitaria.

¿Cómo identificar una fuga interna?

  • El primer indicio de una fuga interna es el aumento del consumo promedio o del valor cobrado en la boleta.
  • La forma más sencilla de identificar la fuga es cerrar todas las llaves del domicilio y verificar si la aguja del medidor sigue avanzando.
  • Es responsabilidad del dueño del inmueble reparar la fuga, aunque si por algún motivo no pudieran cortar el agua desde las llaves de paso del medidor, deben llamar a la empresa sanitaria para que presten soporte en esta emergencia y reparen lo que les corresponda.

Límite de responsabilidad en las instalaciones de alcantarillado

Al igual que en la red de agua potable, la empresa sanitaria es responsable del mantenimiento, conservación y reparación del alcantarillado público hasta la unión domiciliaria. 

La responsabilidad de los dueños del inmueble va desde la primera cámara domiciliaria hacia el interior de la vivienda, incluso el buen estado de la primera cámara es responsabilidad del dueño del inmueble en caso de que esta sufra daños o sea necesario reponerla.

Ante cualquier eventualidad que ocurra en el tramo correspondiente a la empresa sanitaria, si se determina que fue ocasionado por el mal uso del sistema de alcantarillado (trapos, papeles, basura, etc) se le hará un cargo al cliente por los trabajos realizados. 

En el caso que se comprueba que el problema es ocasionado por terceros u obstrucción del conducto público, los trabajos no tendrán costos para el cliente y además la empresa sanitaria deberá realizar una sanitización donde haya ocurrido el derrame.

Diego Castro, Asistente Financiero de ComunidadFeliz.cl

Últimas Publicaciones